miércoles, 16 de abril de 2014

El fantasma de Canterville. Comentario

 


“El fantasma de Canterville” –Oscar Wilde

 

“Cuando una niña de oro

Pueda arrancar una oración de los labios del pecado,

Y cuando el almendro estéril tenga fruto,

Y una pequeña llore sus lágrimas para otro,

Entonces toda la casa quedará en silencio

Y Canterville alcanzará la paz.”

 

Cuando el Señor Hiram B. Otis, el ministro americano, adquirió la mansión de Canterville, todo el mundo le dijo que había hecho una tontería, pues no había duda de que el lugar estaba encantado.

 

Pobre fantasma… En el fondo es un buenazo incomprendido… No logra asustar, sino que se ríen de él y lo toman a burla. Vaya la cara de los inquilinos… Menos de la pequeña Virginia.

También fue, éste cuento y otros más, un regalo de cumpleaños. Y siempre estaré eternamente agradecida a aquella muchacha que se acordó de mí, y me brindó con una lectura que nunca podré olvidar.

La forma de relatar de Oscar Wilde es genial. No es un cuento tradicional, obviamente, no es para niños de cinco años, pero bien pueden leerlo si gustan.

Hace gracia, y suceden cosas inesperadas.

 Un bonito fin.
¡Gracias, de verdad!

1 comentario:

  1. El final es precioso, y este cuento/libro es genial. Te ríes y lloras. La familia está muy bien definida, Mr. Otis y Virginia son unos personajes muy carismáticos :) Un beso

    ResponderEliminar

Las opiniones son relativas, así que me encantaría saber la tuya... ¿La dejas por aquí? ¿Sí? Muchas gracias...
¡Ah! Y don't worry, ¡me paso por tu blog encantada!

P.D: pido originalidad, ¡no al copieteo ladies and gentlemen!
:)